Escrito por Tendenzias

Cómo elegir un colchón en pareja

A la hora de dormir, cada persona tiene sin duda un hábito insustituible. Los hay que prefieren tumbarse de costado, boca arriba o boca abajo; los que adoran cubrirse con las sábanas y los que necesitan que sus pies o manos se sientan libres durante la noche. Cuando llega el momento de compartir la cama con una pareja de manera regular, estas peculiaridades pueden ser difíciles de conciliar. Es necesario llegar a un consenso, un término medio en el que las dos personas puedan disfrutar adecuadamente de su descanso. Por ello, el momento de elegir un colchón común es uno de los que más quebraderos de cabeza produce. Pareja durmiendo

Cuando la pareja tiene una importante diferencia de peso, lo recomendable es escoger un colchón de muelles, pero siempre del tipo denominado “ensacados” y de gama media-alta. Colchón muelles ensacadosÉstos permiten la existencia de diferentes zonas de descanso independientes a lo largo de la superficie. De esta manera, no se corre el riesgo de que la zona de mayor peso deforme todo el colchón. La otra opción adecuada es la del colchón viscoelástico, que posee de por sí una firmeza superior al resto.

El otro gran inconveniente de dormir en pareja suele ser la diferencia de temperatura: uno pasa frío, el otro calor. En este caso, aparte de escoger un colchón que transpire lo suficiente, para evitar la acumulación del sudor y el calentamiento subsiguiente, lo mejor es situar las sábanas o mantas de forma estratégica, doblándolas o utilizando una superficie térmica para uno de los lados.

Por último, echemos un vistazo a la solución definitiva al problema de dormir abrazados: el llamado love mattress, que vemos bajo estas líneas. Un invento medio en broma, medio en serio, que nos permite, por fin, evitar que el “brazo cariñoso” se nos quede dormido. Love mattress

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos